Seguidores

lunes, 31 de agosto de 2009

¡QUE TAL SUERTE!


Como siempre la justicia peruana tarda tanto para resolver los problemas internos del país, que después de casi tres meses, nos vienen a decir que sólo tenemos que esperar la llegada voluntaria del señor Alberto Pizango, ex presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Amazonía (Aidesep)

Es decir, que los juristas internacionales y sobretodo el Poder Judicial, ¿no sabían que no teníamos un pacto de extradición con Nicaragua? ¿Que sólo debemos esperar porque ni la Interpol nos hace caso, ya que sólo tramitan los casos de delitos comunes y no los de contenido político o militar?

Claro, al instigador de tanta violencia y muerte en Bagua, el pasado 5 de junio, le cayó como anillo al dedo que el Perú, no tuviera un acuerdo político con Nicaragua en materia de extradición.

Mientras, el abogado del insurgente Pizango, Marco Barreto, lo informa de todo lo que acontece en el país, y espera que la Sexta Sala revoque la orden de detención, para que su defendido vuelva como si nada hubiera pasado.

Así que Alberto Pizango se queda en Nicaragua acompañado de otros dos dirigentes de Aidesep asilados en ese país, los hermanos Saúl y Cervando Puerta Peña. ¡Qué tal suerte, señor Pizango!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Fire Fighter

Loading...