Seguidores

jueves, 17 de septiembre de 2009

VEINTICINCO AÑOS PARA ANTAURO.


Homicidio calificado, asociación ilícita para delinquir, sustracción de armas de fuego, rebelión, tenencia ilegal de armas de fuego, secuestro y daño calificado en agravio del estado, de los policías fallecidos y secuestrados son los delitos por los que se le privó de la libertad al etnocacerista Antauro Humala en el2005.
¿Olvidé otro delito? No creo, pero a eso hay que sumarle los constantes desplantes durante el juicio que se le venía haciendo. No sólo él, sino de sus coprocesados. Pero, ¿Por qué la justicia peruana demoró tanto en dictar sentencia, si ya tenían todos los atenuantes?
Sucede que en nuestro país, las autoridades demoran mucho en establecer una condena a asesinos que ponen como pretexto salvaguardar la democracia de la patria. Excusas políticas y sociales que sólo lleva a matar personas. Ultranacionalistas que creían conseguir con violencia un puesto en la esfera política. O mejor aún, pretendieron llegar a la casa de gobierno, amparándose en la inestabilidad existente políticamente en el país, en ese momento.
La condena de Antauro Humala dictada por la Primera Sala para Reos en Cárcel de la Corte de Lima, 25 años, no le devolverá la vida a los policías y civiles muertos, pero por lo menos, les dará la tranquilidad a los familiares, que el andahuaylazo, no quedó impune.
La cobarde toma de la comisaria de Andahuaylas dejó como saldo cuatro policías muertos, es un hecho que se viene repitiendo cada día, Bagua es otro claro ejemplo. ¿De qué hablamos entonces? ¿De revolucionarios o de qué? Aunque los parientes de Antaurito, lo vean desde otra perspectiva.
Ya habló el papá, don Isaac Humala y ahora el hermano Ulises Humala. Claro como a ellos no les mataron a sus familiares, les parece injusta la sentencia. Pero, es que acaso no se pusieron a pensar, en aquellas familias que siguen llorando a sus muertos.
La sociedad no debe apoyar los cambios políticos o sociales de la nación, con actos violentos. Por ello, tenemos la obligación junto con el estado de negociar pacíficamente los problemas que se suscitan en el país.
¿Cómo pretendemos entonces, ser un país desarrollado, si sólo creemos que con la violencia ganaremos puntos sobre nuestras ideas? No debemos llevar más intimidación, porque repercute negativamente en nuestra sociedad.
Así que Antauro, paga nomás tu reparación civil, y cumple tus años de condena, que bien merecido te lo tienes. Ah, y ve pensando como ganar dinero desde dentro del penal, por que sí que te hará falta.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Fire Fighter

Loading...